SER VOLUNTARIA. UNA OPCIÓN. UNA DECISIÓN.

Imagen

MI VOLUNTARIADO

Hace un par de años perdí a mi madre, uno de los pilares que sustentaba mi vida. Una leucemia mieloide nos la arrebataba de repente y sin tiempo apenas para asimilar lo que estaba ocurriendo.

En ese momento decidí hacerme socia de la ASOCIACIÓN ESPAÑOLA CONTRA EL CÁNCER y ofrecerme como voluntaria.

Lógicamente no pasé la primera valoración psicológica. Pero ahora, justo al cumplirse el 2º aniversario de su muerte, ha comenzado mi labor como voluntaria en hospitales.

Ya sabía lo que me iba a encontrar, enfermos oncologicos luchando por su vida, enfrentándose a un cambio brutal y doloroso y a unos familiares que al igual que los enfermos deben responder a  nuevas necesidades, aprender a luchar contra la impotencia y a soportar el sufrimiento de sus seres más queridos.

Lo que no me esperaba, fue la reacción de estas personas ante la intrusión de un extraño en la intimidad de una habitación y una situación tan delicada.

Procuro entrar con la mejor de mis sonrisas y el mayor de los respetos. Siempre he recibido una sonrisa de vuelta y muchas palabras de agradecimiento a nuestra labor.

Cuando desde el umbral de la puerta observas las primeras pinceladas del cuadro, te das cuenta lo que un par de pasos modifican esa percepción. Niños jugando con una Nintendo en un rincón, dos pasos y una madre enchufada a la quimioterapia, con su pañuelo tratando de ocultar las secuelas físicas más visibles. Una señora mayor sentada a los pies de una cama y un abuelo con oxígeno y goteo.

Sé que en un mes mi experiencia es mínima y que me iré encontrando todo tipo de “cuadros” con diferentes escenas.

Ayer, una anciana me miraba desde su butaca mientras yo hablaba con su hija. Cuando me acerqué, me cogió de la mano, al igual que un niño cuando se siente indefenso.Tan solo fueron unos minutos, pero los suficientes para emocionarme, en ese momento una desconocida se sentía segura conmigo o al menos, ese fue mi sentimiento.

Cuando participas y te involucras en los sufrimientos ajenos, descubres que vives inmerso en una vida de prioridades materiales, que vives metido en una urna de cristal, creyendo que si no miras hacia los lados estarás protegido de ser víctima del dolor y el sufrimiento que conlleva la enfermedad.

Anuncios

2 pensamientos en “SER VOLUNTARIA. UNA OPCIÓN. UNA DECISIÓN.

  1. tendrás que irte acostmbrando al dolor de los demás, sin que ello signifique implicación para ti. adelante y se fuerte te lo dice alguien que lo ha vivido muy de cerca.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s